Querido 2015,

Estamos Jordan y yo en el aeropuerto a punto de salir para Estados Unidos y no puedo evitar ponerme a pensar en todos los momentos que hemos vivido y disfrutado durante estas dos ultimas semanas que hemos pasado en España, mi casa y ahora la suya también.

Volver a casa por Navidad siempre es especial, pero cuando tienes una familia y amigos como los míos ya ni te cuento.

Creo que es un buen momento para dar las gracias a todos los que habéis hecho que estos días sean tan especiales, haber hecho que Jordan se sienta como en casa a tantos kilómetros de Virginia, que disfrutase de las Navidades como un niño pequeño, que no se sintiera excluido en ningún momento, y sobretodo que le hayais aceptado como uno mas de la familia. No hay palabras suficientes para agradeceros a cada uno de vosotros lo feliz que le habéis hecho.

La verdad es que no hay nada tan bonito como pasar tiempo en familia, disfrutar de los nuestros, reencontrarnos todos después de meses sin vernos, de cantar villancicos hasta perder la voz, disfrutar de dar y recibir regalos, y sobretodo de volver a tener la ilusión que parece que perdimos hace tiempo pero que recuperamos cada año por estas fiestas. La Navidad es mi parte favorita del año, porque nunca decepciona, porque siempre me hace recordar todos los momentos que he vivido junto a los míos, los que de verdad importan, los que siempre han estado allí, y sobretodo los que siempre estarán aquí.

Quiero hacer una mención especial a mis abuelos, porque cada vez que nos reunimos por navidad todos los tíos y primos, miro alrededor y me doy cuenta de que todo es gracias a vosotros. Vosotros nos habéis dado todo lo que tenemos y nos habéis hecho quienes somos. Miro alrededor y veo todas las caras sonrientes, todas las nuevas caras que vamos añadiendo con el paso del tiempo a nuestras tradiciones, y ver que ellos son tan felices como nosotros. Todo, todo esto es gracias a vosotros. Por vuestra paciencia, vuestro cariño infinito, vuestra fuerza y vuestro amor, por cuidarnos desde el cielo, desde la distancia, desde donde haga falta y aunque haya obstáculos. Os quiero mucho.

A mis padres, que para ellos ya no tengo palabras. El mejor regalo de Reyes ha sido poder pasar las navidades con vosotros. Gracias por todo.

A los de siempre, a los que ya no están, a los que se les ve una vez al año pero cuando lo haces es como si el tiempo no hubiese pasado, a los que siempre te saludan y te preguntan que que tal, a los que estais leyendo esto ahora mismo, a todos. Gracias por hacer que el año 2015 haya sido uno, si no el mejor, de todos los vividos hasta ahora. Tengo muchas ganas de ver lo que el 2016 nos va a traer a Jordan y a mi, será otro año de muchos cambios y muchas aventuras que todavía ni conocemos, pero se hace mas fácil sabiendo que pase lo que pase os voy a tener siempre ahi, aunque sea solo con un ‘like’, aunque sea solo por WhatsApp, aunque sea en silencio, a todos vosotros.

Espero que hayais pasado unas Navidades geniales rodeados de los vuestros, y que el año 2016 sea otro año inolvidable.

Que digais muchos ‘Te Quiero’, que nunca se puede decir demasiado. Que disfrutes de las personas que teneis alrededor, que deis las gracias por todo lo que hacen por vosotros. Que también demostréis a las personas que quereis que eso, que las quieres, no dejes que lo duden porque las dudas son odiosas. Que os pareis de vez en cuando a apreciar todo lo que tenemos alrededor, para apreciar a nuestros padres que se preocupan mas por nosotros que por ellos mismos, por nuestros abuelos que nos quieren con todo su corazón, por nuestros familiares. Que no hay nada mas bonito que el amor y nunca se puede derrochar demasiado de él. Es de las pocas cosas que cuanto mas la usas, mas aumenta.

Dile a las personas que quieres que te importan, hazlo antes de que sea demasiado tarde.

Yo por mi parte, al 2016 le pido un año lleno de mucho mucho amor, de poder pasar el máximo tiempo en familia, de no perder el contacto con ninguna de las personas que me importan o me han importado, de disfrutar cada momento junto a Jordan como si fuera el último, de apreciar las cosas que hace por mi – que no son pocas -. Al 2016 le pido que ablande corazones, que nos haga mejores personas, que el mundo se vuelva un lugar mas bonito, mas seguro.

Quizás este pidiendo mucho, siempre pido demasiado. Si tengo que resumir, al 2016 le pido poder encontrar la felicidad en las pequeñas cosas del día a día.

Y a ti 2015, gracias por todos los momentos que me has regalado. Por un viaje increíble a Africa, por una boda en ensueño, por otro año junto a Jordan, por traer a Austin de vuelta, por unas Navidades con mi familia, por todos los reencuentros, y por todos los días malos que de ellos también se aprende.

Gracias.

Marta ❤

Anuncios

One thought on “Querido 2015,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s