Lo que viajar me ha enseñado de la vida, las ideologías y el RESPETO.

Viajar, vivir en el extranjero, conocer nuevos países y rincones del mundo me ha proporcionado cosas de gran valor, experiencias inolvidables, aventuras que me han hecho crecer y madurar. Pero lo que mas valoro de todo, a lo que le estoy mas agradecida, es al hecho de que me ha abierto los ojos.

Estoy agradecida por incontables cosas, un nuevo idioma, un nuevo mundo, nuevos amigos, una nueva casa, un montón de recuerdos vividos junto a mi familia, una relación para toda la vida. De todo estoy estoy agradecida, y lo digo a diario, pero lo que no expreso tan frecuentemente es lo bien que me ha venido cambiar de lugares para poder ver la vida con otros ojos, la política, mis ideales, mis creencias, todo lo que en su día daba por hecho y me negaba a siquiera intentar comprender el lado opuesto, ya ni te cuento de estar de acuerdo con creencias contrarias a las mias. Suena fatal, quizá porque lo era, porque nadie tiene que tener una mente tan cerrada, y menos con 16 años. También diré que la edad ha influido en este “cambio” (entre comillas porque sigo siendo yo, solo una version un poco mejor que la anterior), me vine a Virginia siendo una adolescente pensando que sabía de la vida, que sabia lo que era verdad y lo que no, en lo que había que creer y lo que había que negar.

No estoy siendo especifica por el simple hecho de que no quiero que este post se convierta en un foro de discusión donde se me va a poner de verde para arriba, y porque no quiero que se pongan en cuestión mis creencias ni las de nadie, porque al fin y al cabo cada uno es libre de pensar y creer en lo que quiera, siempre y cuando respete las decisiones de los demás. Y esto es lo que me ha costado entender, o llegar poner en practica. Cuando crees que tienes las ideas muy claras, cierras los oídos a todo lo demás porque tu ya sabes lo que esta bien y lo que esta mal y nadie te va a convencer de lo contrario.

Estoy orgullosa del cambio que he hecho, muy orgullosa. No creo que haga falta vivir en el extranjero para experimentar un cambio así, pero si que ayuda ver las cosas desde fuera, tratar con gente que tiene ideales completamente opuestos o diferentes a los tuyos, adaptarte, crecer, incluir los mejores aspectos de cada cultura a tu persona y enriquecerte intelectualmente con ellos.

Voy a intentar medir mis palabras con mucho cuidado en esto que voy a decir, porque sé lo que puede acarrear y no es lo que busco. Creo que en España hay un problema muy grave, parecido o igual al que me enfrenté yo durante mi adolescencia. No nos escuchamos los unos a los otros, cuando debatimos con una persona con ideales diferentes a los nuestros, en lugar de escuchar y digerir lo que la otra persona esta diciendo, entenderlo, asimilarlo, lo que hacemos es buscar una respuesta en nuestra cabeza mientras la otra persona sigue hablando. – Lo cual se podría aplicar también a problemas de relaciones de pareja, pero no entremos en ese tema ahora. Creo que también es un problema de respeto. Respetar las opiniones de otros aunque no sean iguales que las nuestras. Antes lo veía mayoritariamente con la gente de “mente cerrada” por así decirlo (término que no me gusta sinceramente ya que para mi tener una mente cerrada implica simplemente no querer escuchar lo que dicen los demás ni intentar cambiarlo, no tiene nada que ver con que seas de derechas o izquierdas, religioso o ateo), que atacaban a aquellos con ideas mas liberales y en definitiva diferentes a lo que antes podia ser la mayoría. Pero últimamente, y cuidado que no me estoy poniendo de ningún lado, creo que se le ha dado la vuelta a la tortilla. Si no estas de acuerdo con, pongamos un ejemplo, el aborto (ay dios, donde me estoy metiendo, estoy cavando mi propia tumba) y decides compartir tu opinion, te van a decir de TODO por las redes sociales, aunque digas claramente que es tu opinion, te van a seguir diciendo de todo porque tu opinion “es incorrecta y vale menos que la mía”. Recalco que no me estoy poniendo de ningún lado, y si crees que “sabes” en lo que creo o dejo de creer, te invito a que ni lo intentes, como he dicho antes, mi manera de ver la vida ha cambiado mucho. Creo que lo mismo pasa con la religion, ojo que no defiendo a aquellos que te llaman el diablo por defender los derechos de los homosexuales, que lo mismo se aplica a ambos lados, solo que creo que últimamente lo veo mas del lado “liberal”.

Solo quiero decir que quizá antes de criticar las opiniones e ideales de otras personas, debes ponerte en su piel, o al menos intentarlo. Quizá alguien no esta a favor del aborto – sobretodo en mujeres jóvenes – porque el o ella mismo no estarían aquí si su madre hubiese optado por abortar joven, quizá tu vecino siempre ha tenido el sueño de crear una familia y por su orientación sexual resulta que no se le permite, aunque un niño estaría mas feliz en sus brazos que en un orfanato (por ejemplo). Quizá esa chica defiende la posibilidad del aborto porque ella fue víctima de un abuso sexual y se quedo embarazada. Quizá las personas que ves entrar a la iglesia los domingos están ahi porque la fé les ha ayudado a salir adelante. Quizá esa persona no cree en el Catolicismo porque sus creencias le llaman pecado a lo que el o ella llama amor.

Hay veces que puede ser por pura ignorancia – en lugar de ridiculizar a la persona intenta educarla.

Hay veces que puede ser porque esa persona esta cegada – intenta abrirle los ojos.

Hay veces que simplemente esa persona no lo quiere ver –  piensa que puede tener sus razones, y que no todo el mundo tiene que opinar igual, pero si respetar de la misma manera, aunque lo que piense dicha persona te parezca un disparate.

En lugar de difundir odio, difunde sabiduría, conocimiento, difunde respeto. De esa manera la otra persona estará mas dispuesta a intentar ver la vida de otra manera.

Todos tenemos un pasado, todos creemos en ciertas cosas por algún motivo, ya sea acertado o no, y lo mas probable es que no sepas el motivo detrás de porque cierta persona piensa lo que piensa. Espero que me entendáis lo que intento decir.

Y ya paro, solo quería compartir con vosotros lo que he aprendido, e invitaros a poneros en la piel de otros antes de atacar su ideología. Estoy orgullosa y feliz de poder ver la vida con una mente abierta, de saber elegir por mi misma lo que creo y lo que dejo de creer, de haber madurado y de haber aprendido a respetar otras opiniones.

Aqui os dejo una foto de yop mofletona para que se os ablande el corazón antes de comerme a criticas. – Espero que no haya muchas, he intentado ser lo mas cuidadosa posible, pero todas son aceptadas siempre que sean desde el respeto.

11846593_10206751177638684_4000045325092697230_n

Marta ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s