Rencor y amor no caben en la misma frase

Sé que ayer publiqué un post, y un video, y probablemente mil fotos y tweets, y estareis hasta las narices de tanto marta por aquí, redescubriendo américa por allá. Pero hoy es una de esas noches en las que no podía dormir, con un montón de pensamientos rondandome la cabeza. No sé vosotros, pero yo soy de esas personas que cuando algo me reconcome la conciencia, me quema por dentro, o me consume los pensamientos, necesito escribir. Escribir me da paz interior, es como una sensación de transmitir tus problemas pasito a pasito, tecla a tecla, con cada frase que escribo en estas lineas. Si nunca lo has probado, te invito a que lo hagas, o a que encuentres tu propio hobby que te ayude a superar esos momentos en los que parece que tu cerebro va a explotar.

Lo mío es escribir, lo tuyo puede ser pintar, escuchar música, o un poco de todo a la vez. Sea lo que sea, es mejor terapia que un psicólogo, o un buen llanto (a veces).

Esta vez quería hablar de la relación amor-rencor. No amor-odio, para mi vivir con rencor es peor que vivir con odio. El odio te mata a ti por dentro, es un sentimiento egoísta, el rencor te mata a ti y a la persona sobre la que lo sientes.

Todos hemos tenido uno de esos momentos en los que queríamos gritarle a nuestra pareja algo del tipo “¿Quién te mandaría hacer esto?” “En qué estabas pensando”, y un largo etcétera. Claro que decidimos perdonarles, porque en eso consiste el amor, ¿no? en perdonar a la persona que quieres.

Lo que no te cuentan es que un perdón no vale de nada si sigue habiendo rencor. Si a la mínima lo vas a volver a sacar a relucir como si ese pensamiento hubiese estado acumulando polvo en la parte más lejana de tu memoria, esperando a ser sacado a relucir en cualquier momento, incluso con más poder que antes. Porque no sólo implica que no te has olvidado, también implica que no has perdonado.

Y quizá os preguntareis a qué me refiero cuando digo que os va matando poco a poco a los dos, no sólo a ti. Es más, me atrevería a decir que incluso le está consumiendo por dentro más a la otra persona que siente que sus acciones nunca van a ser perdonadas, que no tiene el derecho a cometer errores, que no es humano. Que no le quieres lo suficiente para pasar página. Olvidar a veces no es un verbo tan malo.

Por eso digo que amor y rencor no caben en la misma frase, ni siquiera caben en el mismo libro, en la misma enciclopedia. Amor significa perdonar los errores de uno y otro porque sabeis que pase lo que pase, y haya pasado lo que haya pasado, esa persona está arrepentida, y si ellos son capaces de sacar el coraje de decir lo siento, tú tienes que sacar la fuerza de decir “te perdono”.

Lo más bonito de una relación es ver como va creciendo poco a poco, y el rencor es algo que va empujando la relación hacia atrás, haciendola retroceder en lugar de llegar más lejos.

Odiar es fácil, la mitad de las personas ni siquiera son conscientes de que son odiadas por otros y a la otra mitad ni les importa. Pero el rencor, el rencor implica que alguien te ha hecho algo que te ha dolido, y que tú no has sido capaz de perdonar. Por mucho que le digas a la otra persona que si, que está olvidado.

Yo soy culpable de esto. Es más, hace unos años decía orgullosamente (y me avergüenzo de ello ahora) que perdono pero no olvido, que soy una rencorosa, como si eso fuese un piropo o me hiciese superior a los demás.

No es fácil olvidar, pero si de verdad quieres a alguien, ya sea una amistad o una relación de pareja, olvidar y perdonar van juntos de la mano.

Por eso digo que a partir de ahora, debemos perdonar, olvidar, y ser capaces de ver que todos somos humanos, que todos cometemos errores, y que por mucho que rimen, amor y rencor no caben en la misma frase.

Y pido perdón por todas las veces que he ‘perdonado’ sin olvidar, que he vuelto a sacar a relucir los errores del pasado creyendo que eran relevantes en el presente, y pido perdón por todas las veces que no he sabido ni perdonar ni olvidar. Pero sobretodo, quiero pedir perdón en adelantado por todas las veces que, muy a mi pesar, perdonaré y no seré capaz de olvidar. Porque yo tambien soy humana. Pero prometo trabajar en ello cada día, y prometo mejorar.

11855908_943676569023010_3651946464766477622_n

Te quiero.

Marta ❤

PD: para aclarar dudas antes de que sean preguntadas, no, no hablo de cuernos ni mucho menos. Hablo de cosas generales, pequeñas cositas que no perdonamos y van dejando huella incluso en las relaciones más bonitas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s