Porque decir “qué delgada estás” NO es un piropo | Marta Quero

La sociedad de hoy en día tiene un problema grande, muy grande, que hay que remediar lo antes posible. Estamos obsesionados con el peso, nuestra imagen, nuestro abdomen, la distancia entre nuestros muslos. Parece ser que cuanto menos peso mejor, cuanta más distancia entre los muslos mejor, cuanto más plana la tripa mejor. Ah, pero tambien se nos pide que tengamos pecho y un culito respingón. Que estemos delgadas, pero no demasiado delgadas, que tengamos músculos pero no parezcamos un hombre. Que tengamos curvas, que no seamos un “palo de escoba”. ¿Algo más? Probablemente me deje un millón de expectativas que se tienen de la mujer de hoy en día.

Me vais a perdonar el lenguaje, pero que le den a todo eso. Llevo desde que tengo memoria preocupándome por el número que aparece en la báscula, las calorías que tiene ese plato de pasta que tanto me apetece, cuantas calorías quemo en una carrera.Y ahora digo BASTA.

Os voy a contar una corta historia. Desde hace un año no paro de perder peso sin siquiera intentarlo. De forma no intencionada. Kilo tras kilo va desapareciendo de mi cuerpo, músculo tras músculo se va empequeñeciendo. MUY A MI PESAR. Entre estas dos fotos hay dos años de diferencia, y casi 10 Kg.

Untitled

Cuando le cuento a alguien mi historia, lo único que escucho es “no te imaginas lo que daría por estar en tu lugar”, “vaya suerte que tienes”, “mataría por tener ese ‘problema'”, o mejor aun, ¿a eso le consideras un problema?”. Y me pregunto, ¿desde cuando perder peso sin parar se ha convertido en un regalo del cielo, en algo que debería estar agradecida? Te lo digo yo, desde nunca.

Tambien oigo muy frecuentemente eso de “no te puedes quejar de estar delgada”, ¿Cómo? Claro que me puedo quejar, es más, tengo todo el derecho del mundo a quejarme. Parece ser que querer perder peso es aceptable pero querer ganarlo no lo es. Vaya por Dios.

Ahora viene a lo que más me quería centrar en este post, lo que llevo diciendo una y otra vez cuando alguien me sorprende con un “qué delgada estás!”, “has perdido mucho peso desde la última vez que te vi”, etc. etc. etc. Pero lo peor de todo no es que me lo digan, es que me lo dicen como si fuera un piropo. Como si mi respuesta tuviese que ser un GRACIAS de todo corazón.

Ahora me pregunto, si no se te pasa por la cabeza decirle a alguien “Que gorda estás!”, “Cuanto peso has ganado!”, ¿qué te hace pensar que es aceptable decir lo contrario?

Si sabes que esa persona está intentando perder peso, entonces adelante, claro que si le puedes decir palabras de apoyo y motivación para que continue su camino hacia una vida más sana. Pero lo cojas por donde lo cojas, y lo mires por donde lo mires, un “qué delgada estás” no es un piropo. Poner un “necesitas comerte una hamburguesa” en un comentario en una foto, no es gracioso.

Algunas personas son de costitución delgada, porque han nacido así, o porque tienen metabolismo rápido, o que simplemente están pasando por un tramo de su vida en el que por el motivo que sea están perdiendo peso, te aseguro que ellos no son ajenos al tema, y que son los primeros que si pudiesen, lo cambiarían. Y no necesitan que se lo estén repitiendo cada dos por tres.

Dejemos de comentar el peso de otras personas, dejad de dar por echo que estar delgada es algo bueno, porque no sabes lo que hay detrás de ello. Quizá esa persona tiene un problema de alimentación y lo único que estás haciendo es aumentar dicho problema, si le dices a alguien con un problema de anorexia lo delgado/a que está, lo ÚNICO que consigues es darle más coraje para continuar su carrera hacia la desnutrición y la auto-destrucción.

Dejad de hablar y comentar el peso de otras personas, de exigir unos estándares de belleza. Dejad vivir a los demás.

He perdido peso, si. No estoy contenta por ello, no estoy contenta ni orgullosa de no tener apetito, de tener que forzarme a mi misma a comer sin hambre para no seguir adelgazando. No me hace ilusión que me digas que estoy delgada, no es un piropo. Lo diré y repetiré una y mil veces. No es un piropo, es ofensivo.

Marta ❤

Anuncios

One thought on “Porque decir “qué delgada estás” NO es un piropo | Marta Quero

  1. rutalsahara dice:

    Hola! estoy completamente de acuerdo con lo que dices. Mi madre también perdía mucho peso y estaba muy delgadita y siempre me decia: la gente es muy pesada, siempre diciéndome: ay! pero que delgada estas. A la gente que tiene un par de kilos de mas nadie le dice: ay! pero que gorda estas!
    Ella lo tomaba como un insulto.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s